• Pedir cita: 954 635 960 - 653 491 191

Terapia para adolescentes

LOS PROBLEMAS DE LA ADOLESCENCIA TIENEN SOLUCIÓN

Terapia para adolescentes

Psicología Juvenil

La adolescencia es un período de la vida donde la confusión es típica en los adolescentes. En ella se inician nuevas formas de relacionarse con los padres, hermanos, amigos … y se produce una ruptura con el mundo infantil. Los adolescentes ademas de ello tienen que adaptarse a cambios en el aspecto corporal que pueden afectarle seriamente en su desarrollo mental.

“AYUDAMOS A SUPERAR PEQUEÑOS GRANDES PROBLEMAS”

terapia para adolescentes
terapia infantil

Cada adolescente vive estos cambios de distinta manera, y todo depende de su entorno, de las experiencias personales vividas anteriormente, y de las características personales de cada joven. No es una etapa fácil, ni para los propios adolescentes, ni para los padres y educadores.

Para conseguir buenos resultados el psicólogo necesita de la implicación en la terapia de los padres o tutores y del adolescente

¿Se siente preocupado por su hijo? ¿Piensa que su hijo tiene un problema de aprendizaje, déficit de atención o problema de desarrollo? ¿ Necesita orientación y nuevas estrategias para ayudar a su hijo en su día a día?

El psicólogo infantil le puede ayudar. Aunque los niños y las familias modernas se enfrentan una complejidad de retos, los padres con frecuencia se sienten culpables, responsables y con pocas esperanzas cuando su niño está teniendo problemas. Buscar ayuda de un psicólogo de familia no significa que has fallado en la educación de tu hijo como padre o madre. Lo que significa que es que reconoces que tu hijo esta sufriendo o pasando por una situación difícil y lo quieres AYUDAR.

¡ Primera cita con el psicólogo totalmente gratis !

¿Necesita mi hijo ver a una psicóloga infantil?

Algunos hechos complicados en la vida —como la muerte de un miembro de la familia, un amigo o una mascota; un divorcio o un cambio de domicilio; abusos; trauma; una enfermedad importante en la familia… pueden causar un desequilibrio / estrés que podría dar lugar a problemas de comportamiento, estado de ánimo, sueño, rendimiento en el colegio o problemas de interacción social.

En algunos casos, no es tan claro lo que puede estar causando que un niño de repente se muestre retraído, preocupado, malhumorado o triste.

Las señales que podrían ayudar que su hijo mejorara su actitud  mediante terapia infantil, incluyen:

  • Un retraso en el desarrollo del habla, el lenguaje o en el control de los esfínteres
  • Problemas de aprendizaje o de atención
  • Problemas de comportamiento (ira excesiva, mal comportamiento, hacerse pipí en a cama o trastornos de la alimentación)
  • Malas notas en el colegio
  • Tristeza, llanto o depresión
  • Retraimiento social o aislamiento
  • Ser víctima del acoso escolar o acosar a otros niños
  • Menor interés por actividades que previamente disfrutaba
  • Comportamiento excesivamente agresivo (como morder, dar patadas o pegar)
  • cambios en el estado de ánimo (p. ej., estar feliz ahora y al minuto siguiente sentirse desgraciado)
  • problemas en las transiciones (después de una separación, divorcio o traslado)

 

TERAPIA INFANTIL – BENEFICIOS

Los niños pequeños, que aún no han alcanzado la edad escolar, podrían beneficiarse de la terapia infantil desarrollada por psicólogo clínico o del desarrollo si hubiera un retraso significativo en la consecución de los hitos importantes del desarrollo, como andar, hablar y controlar los esfínteres, y si existiera el temor de la presencia de problemas relacionados con autismo o trastornos del desarrollo.

Porque la experiencia y la formación son importantes, también lo es encontrar a un terapeuta con el que su hijo se sienta cómodo hablando. En Copsica psicólogos tenemos amplia experiencia en terapia infantil.

La psicoterapia para niños se refiere a las técnicas y métodos usados para poder ayudar a niños que tienen problemas con su emociones y en su comportamiento. Siendo la psicoterapia Infantil una buena manera de solucionar estos problemas.

Existen diferentes tipos de terapia, la psicoterapia se puede hacer con el niño de forma individual, en un grupo infantil o con su familia.

La terapia infantil para niños, consiste en técnicas como dibujar o jugar, para construir, aprender… mucho mas que el hablar, de esta forma logramos compartir emociones, sentimientos y ayudar mediante técnicas naturales a solucionar problemas.

Realizamos primero una evaluación inicial, el psicólogo o psicóloga infantil decide la necesidad de recurrir o no a la psicoterapia infantil. Decisión que se basa en los problemas detectados en el niños, de su capacidad intelectual y nivel de desarrollo, la capacidad social… así veremos que forma terapéutica puede ser más eficaz en la solución preocupaciones o inquietudes. A veces la psicoterapia infantil se usa combinando otros tratamientos como un control constante del comportamiento y en colaboración con la propia escuela. La relación entre la psicóloga infantil y el niño es fundamental para llegar a una solución, porque el niño naturalmente debe sentirse muy cómodo, comprendido y seguro. En un entorno de confianza que permite al niño expresar lo que piensa y también sus emociones para poder realizar la psicoterapia infantil de una forma eficaz.

psicóloga infantil

TERAPIA JUVENIL

La terapia psicoanalítica se utiliza con menos frecuencia en los niños, pero a los niños mayores o adolescentes puede ayudarles analizar más en profundidad sus problemas. Ésta es la “terapia de hablar” por excelencia y no se centra en la resolución de problemas a corto plazo de la misma manera que la TCC y las terapias conductístas.

En algunos casos, a los niños les puede ir bien hacer terapia individual, es decir, trabajar solos con la psicóloga infantil sobre los temas en los que necesiten ayuda, como depresión, dificultades sociales y preocupación. En algunos casos, la opción correcta es la terapia de grupo, en la que los niños se reúnen en grupos de entre 6 y 12 niños para la resolución de problemas y para aprender nuevas habilidades (como, por ejemplo, habilidades sociales o maneras de manejar la ira).

La terapia familiar puede ser útil en muchos casos, como cuando los miembros de una familia no se llevan bien, están enfrentados o discuten a menudo; o cuando un niño o un adolescente tiene problemas de conducta. La terapia familiar implica sesiones de terapia con algunos o todos los miembros de la familia, de modo que puedan mejorar las habilidades de comunicación entre ellos. El tratamiento se centra en técnicas de resolución de problemas y puede ayudar a los padres a reestablecer su papel como figuras de autoridad.

Centro de psicología clínica – COPSICA

SEVILLA

Dr. Rafael Guerrero – Especialista en Terapia para adolescentes – Terapia Juvenil

Pregunte sus dudas a nuestra psicólogo